Ayer pasé por Valladolid y me encontré que una joyería estaba totalmente empapelada por fuera con carteles amarillos que decían: “Hoy se compra oro a 14 euros el gramo“. No le hice una foto porque no llevaba la cámara conmigo y no tengo un móvil de esos que hacen fotos (de hecho no tengo móvil). Así pues, tendréis que creerme que esos carteles estaban ahí.

Me quedé absolutamente alucinado porque yo, hoy por hoy, pagaría a 24 euros por gramo todo el oro que me quieran traer. Comprar oro a 14 euros es timar a la gente que está desesperada y se ve obligada a vender sus joyas. ¡Esos precios están muy por debajo de lo que los joyeros pagan para comprar oro para hacer joyas!. Como no sabía si era sólo ese hombre el timador, me puse a buscar en la web y resulta que es lo que se está pagando: entre 13 y 14,5 euros por gramos de oro. Eso sí, oro de 18 kilates, que está lejos de ser oro puro (en concreto 18 kilates equivale a 750 milésimas). Al final he visto un montón de webs (v.g. 1, 2, 3) donde se compra oro puro a unos 19,5 euros. ¡Toma ya! ¡Pero si está a más de 26 euros el gramo!!!

Cierto es, todo hay que decirlo, que es razonable que las joyerías paguen menos por el oro que el precio oficial, ya que después tendrán que desmontar las joyas y posiblemente fundir el metal, lo cual también es un trabajo y un coste. Por eso se paga mejor un lingote de oro que oro en anillos, cadenas y otras chatarras. Pero aún así, más de un 30% de margen de beneficio es una auténtica barbaridad.

Si sirve de referencia, un numismático profesional conocido mío compra el oro a un 6% menos de lo que esté en bolsa, sabiendo que él lo tiene vendido a los mayoristas por un 1% menos de lo que esté en bolsa. Eso sí, lo compra en lingotes o en monedas. En cualquier caso, que se gane un 5% en la transacción me parece adecuado (al fin y al cabo se tardan pocos minutos en revenderlo), pero que se gane un 30% me parece una estafa.

Puedo entender que haya gente que se vea necesitada de dinero y tenga que vender sus joyas. Y también que haya gente que no quiera para nada sus antiguos anillos y prefiera hacerlos dinero, pero llevarlos a estos joyeros no es la mejor opción. Simplemente haciendo que las joyas las subaste una caja de ahorros en el monte de piedad se sacaría bastante más dinero. No quiero poner ejemplos concretos porque no entiendo de joyería y cualquiera podría decir que dicha joya no sólo tiene un valor en cuanto a metal, sino también su diseño. En cualquier caso, las subastas del monte de piedad de Caja España suelen tener unos precios que rondan en torno a los 23 euros el gramo de oro, lo cual es un precio adecuado. Y no nos confundamos, la mayoría de los que compran en los montes de piedad son los mismos joyeros que pagan el oro a 14 euros el gramo cuando ven que el comprador está desesperado.