Con esta entrada quizá me meta donde nadie me llama, porque ni entiendo de economía ni tengo la suficiente experiencia como para poder dar muchos consejos. Aún así en mi opinión creo que el oro está ahora muy caro y que por ello es un buen momento para venderlo y esperar a comprarlo más barato más adelante.

Las razón que me hace creer esto es fundamentalmente que ha habido un incremento espectacular del precio del oro en los últimos meses, lo que viene a ser una burbuja, vaya. Fijémonos en la gráfica del precio del oro en el último año:

Un espectacular aumento del 25% con respecto al año pasado. ¡Y el oro a 1000 dólares la onza ya me parecía carísimo hace un año!. Si nos fijamos en la gráfica de los últimos diez años se ve que el aumento de precio se ha agudizado con la crisis:

Es clarísimo el punto de inflexión en 2005 y otro aún más pronunciado en 2008, creciendo a un 25% anual desde esa fecha. Desde mi punto de vista este crecimiento es totalmente insostenible, porque es imposible que un valor crezca a esa velocidad de forma continua. En otras palabras, yo creo que con el oro se está generando una burbuja que antes o después estallará. No sé cuándo ni sé qué precio se alcanzará, pero en algún momento tiene que bajar considerablemente el precio; hace poco que he visto pagar 280 euros por una moneda de 20 pesetas de 1890, cuando hace un par de años costaba 160. Eso no es normal.

Otro síntoma bastante claro de la burbuja es que han proliferado las tiendas de “compro oro(quienes, por cierto, siguen pagando lo mismo que el año pasado a pesar de que haya subido mucho el oro). ¡¡Sólo en Valladolid hay 26 tiendas de esas características!!  Esto me recuerda a cuando en 2006 paseabas por cualquier ciudad y no se veían más que inmobiliarias.

En esa misma línea, muchos países se apuntan a la burbuja y han aumentado la acuñación de moneda de oro. Hablo de países como Canadá, Inglaterra, Sudáfrica, Australia… saben que el oro está caro y están sacando lo que tienen.

Así pues, en mi opinión es mal momento para empezar una colección de monedas de oro, y sin embargo es bueno para vender aquellas monedas o lingotes que se tengan. Eso sí, hay que vendérselo a gente seria y formal. Si no conocéis a nadie de confianza no me importa que os pongáis en contacto conmigo y os doy el contacto de un comerciante serio (yo no me llevo nada por el favor, no os creáis). Y ya para quien quiera apostar de verdad, he aquí un ETF llamado SBUL en el que invertir a corto sobre el oro; es cosa vuestra si os metéis en algo de eso.