You are currently browsing the tag archive for the ‘carteras’ tag.

La palabra ‘óxido’ es quizá la más temida por todos los coleccionistas numismáticos. Que te salga óxido en una moneda o descubrir que lo que acabas de comprar tiene óxido chafa la tarde a cualquiera, y en algunos casos echa a perder lo que se supone que había sido una buena inversión numismática. De hecho, es común que los numismáticos lo llamen “cáncer” porque sale, es casi imparable y acaba destrozando la moneda (es muy curioso cómo muchos términos médicos se utilizan como metáforas en la vida diaria). En el foro de identificación numismática se ha hablado mucho sobre el óxido y sobre cómo limpiarlo si sale. No obstante, hay veces que no es posible porque son necesarios procesos químicos que acabarían destrozando la moneda del todo.

Uno de los casos en los que no es posible limpiar las monedas es si éstas son de aluminio, al ser éste un material tan malo que al someterle a cualquier proceso químico se destrozaría. Y da la casualidad de que las monedas de aluminio de Franco son muy propensas a tener óxido. ¡Fíjese usted qué faena! Por eso, hay que tener muchísimo ojo cuando se compran monedas de 5 y 10 céntimos de Franco, así como con las carteras y tiras PROOF.

La moneda superior es una de 50 céntimos de 1966 estrella 74 en calidad PROOF y tiene muchísimo óxido, se ve a simple vista. Al menos se le ve la estrella, por lo que algo de valor tiene. Concretamente, ésta pieza la vendí yo mismo por la mitad del precio que la hubiese vendido en caso de no tener óxido.

Esta otra moneda también tiene óxido, aunque a simple vista no se vea. Para ello hay que mirar bien el canto, la tercera cara de la moneda que siempre debe ser examinada. Ahí se observa que la moneda tiene óxido, que antes o después se acabará comiendo la pieza.

Hay que tener mucho ojo con el óxido en estas piezas porque harán que las carteras que hayamos comprado valgan bastante menos. Si es para tener en nuestra colección, es preferible rascarse el bolsillo y comprar monedas sin óxido. De hecho, Susan Headly considera comprar monedas con óxido como una de las cinco peores inversiones numismáticas. También hay que tener en cuenta, todo hay que decirlo, que la inmensa mayoría de las carteras de Franco tienen óxido (excepto las del 75, no sé por qué), y encontrarse un juego de las cuatro carteras limpias de óxido es verdaderamente difícil, de hecho, encontrarse una cartera que no sea la del 75 con los aluminios limpios no es nada fácil. También es común que las casas de subastas indiquen si las carteras tienen óxido o no, aunque no siempre lo hacen.

Pero una vez que tenemos nuestras carteras inmaculadas hay que hacer algo para que no salga óxido en ellas. Lo mejor es guardarlas en un lugar sin mucha humedad y meter los aluminios en unos cartoncillos, tal y como se muestra en la imagen de abajo.

.

Evidentemente, no es recomendable comprar ninguna moneda de estas en eBay o a distancia si no se ha podido analizar una buena foto de la pieza en cuestión.

Finalmente, hay que añadir que en este hilo del foro de identificación numismática un usuario preguntó qué hacer con unas monedas de aluminio con óxido que acabab de comprar. Podéis ver las respuestas que le han dado: mala solución.

Hago una entrada rápida para comentaros lo que ya anunció Pulifil hace unos días (aquí y aquí): que hoy salen a la venta las carteras de 2010 dedicadas a las autonomías.

Este año toca el turno de mis dos queridas Castilla: Castilla y León y Castilla la Mancha.


Sabéis cuál es mi opinión al respecto de las carteras. En cualquier caso, el único capricho que me doy de monedas actuales son las carteras de euros de España, así que tampoco me supone un desembolso grande. Las del año pasado costaron 30 euros y tuvieron la misma tirada, 20.000 ejemplares, supongo que este año el precio se mantenga.

Las imágenes que pongo corresponden a ambas carteras y a las medallas que en ellas se incluyen.  Están sacadas de la web de la FNMT, donde podéis encontrar más información sobre su emisión.


Para hoy he escrito una entrada muy rápida porque parece ser que ya se han anunciado las carteras que va a sacar la FNMT en el año 2010. En su página web no indica nada, pero según escribe Rubén Pulido en su blog (aquí, aquí y aquí) los profesionales ya han recibido el programa de emisiones de la FNMT para 2010.

Según Pulido, se van a emitir las siguientes carteras:

Set de Córdoba, formado por las 8 monedas circulantes de España 2010 y una moneda de dos euros conmemorativa dedicada a la Mezquita de Córdoba. 25.000 ejemplares.

Cartera de la Comunidad de Castilla y León, formado por las 8 monedas circulantes de España 2010, una moneda de dos euros conmemorativa dedicada a la Mezquita de Córdoba y una medalla de plata de la comunidad de Castilla y León. 20.000 ejemplares.

Cartera de la Comunidad de Castilla la Mancha, formado por las 8 monedas circulantes de España 2010, una moneda de dos euros conmemorativa dedicada a la Mezquita de Córdoba y una medalla de plata de la comunidad de Castilla la Mancha. 20.000 ejemplares.

Set proof, formado por las 8 monedas circulantes de España 2010 y una moneda de dos euros conmemorativa dedicada a la Mezquita de Córdoba. 5.000 ejemplares.

Además, supongo que ya sabréis que las monedas de euros van a cambiar a partir de 2010. Los cambios son que la fecha de emisión se situará en el núcleo de la moneda, junto con la marca de ceca y el nombre del país emisor. Las doce estrellas en el anillo exterior ahora se representarán como en la bandera europea, sin secciones. Pulido lo detalla aquí y aquí, mientras que esta otra entrada se dedica a la moneda conmemorativa de 2010.

Ya sabéis mi opinión sobre estos temas de carteras y monedas conmemorativas, aunque no está de más hacerles el juego un poco y comprar algunas. Por cierto, a la hora de comprarlas, en la FNMT te cobran el precio oficial, que este año era de 30 euros para las de las comunidades autónomas, mientras que en numismáticas se pueden encontrar un poquito más baratas, pero no mucho. El motio por el que las numismáticas lo pueden vender más barato que la fábrica es porque a los mayoristas la FNMT les da las carteras mucho más baratas y éstos se dedican a distribuirlas por las tiendas para que lleguen a los coleccionistas. El margen con el que juegue cada uno es lo que dará el precio final. Pero no penséis que podéis ir a la FNMT para comprar un lote más barato y después hacer negocio, puesto que el pedido mínimo debe ser de 240.000 euros; ahí es nada.

Un último apunte es que se suelen emitir carteras para que todo el que las quiera las pueda tener, pero de forma que no sobren muchas para que no bajen de precio, como pasó en 2003. Por eso, mirando las tiradas, se puede estimar que el número de coleccionistas de monedas en España es de unos 25.000.

OTROS BLOGS INTERESANTES

RSS Numismática medieval

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Monedas del Bajo Imperio

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS blogpolis

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Noticiero numismático

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.