Ya se ha comentado en el blog que los Reales de a 8 españoles fueron durante varios siglos moneda de intercambio mundial. Se podría escribir un libro entero dedicado a lo que se inventaban los diferentes países (o colonias) para marcar las monedas españolas y convertirlas en monedas oficiales de su país. Eso es algo que hicieron muchas colonias británicas, como Estados Unidos o Australia y también otros países como China, Brasil o Filipinas. A este respecto, hay una colección muy interesante de resellos en la próxima subasta de Aureo.  Podríamos tirarnos horas hablando del tema, pero hoy nos centramos en Australia y en la curiosa manera de convertir la moneda española en propia, que no era otra que agujerearla y hacer una moneda anular.

El procedimiento era sencillo: se cogía una moneda de 8 reales, se agujereaba y se convertía en un anillo de plata más un pequeño redondel de plata también. Bueno, pues el anillo se correspondía con una moneda de 5 shillings y el redondel interno con una de 15 peniques, después de resellar ambas, claro está. Popularmente se les conocía como un holey dollar (dólar agujereado) y un dump (deshecho, vertedero), respectivamente.

Aquí se indica que se produjeron 39.910 holey dollars, de los cuales se dice que siguen existiendo 395, aunque otras fuentes estiman que existen hoy en día menos de 300. En cualquier caso, se tratan de unas piezas con muchísimo valor histórico, tanto por su escasez como por su importancia en la numismática australiana. Prueba de ello es que en la web del Museo de Billetes en curso Australianos hacen mención expresa a este tipo de monedas y a su importancia antes de la federación.

Para poner más divertido el asunto,  en la revista Crónica Numismática de noviembre de 1996 se dice que sólo se acuñaron (o reacuñaron, como se quiera) este tipo de monedas durante 16 años, entre 1813 y 1829, y además fueron objeto de numerosas falsificaciones. Una consecuencia de dichas falsificaciones fue la suspensión y retirada de la circulación de estas piezas.

Es fácil imaginarse que con este panorama, catalogar los holey dollars es todo un reto. No obstante, se citan tres publicaciones especializadas al respecto en Crónica Numismática. La primera es muy antigua y con escaso rigor, se trata de “The world of the holey dollar” de Philip Spalding, publicada en Santa Bárbara en 1937. La segunda se trata de “The holey dollar & dump” y la tercera “The Holey Dollars of New South Wales”, ambas de W.J.D.W. & W.J Noble (no indica más que las siglas de los autores). He hecho una pequeña búsqueda y parece ser que estas publicaciones hace tiempo que dejaron de estar disponibles. No obstante, hay quien ha publicado en su web un pequeño catálogo de los holey dollars, así como características y curiosidades al respecto; muy interesante esta última fuente, está más que recomendada.

Para finalizar hay que decir que el gobierno australiano sacó en 1988, 1989 y 1990 unas series de Holey Dollars and dumps para coleccionistas, como las que se ven en la imagen superior. Las podéis ver aquí, aunque ya sabéis cuál es mi opinión al respecto.