Una de las piezas más codiciadas en la numismática de Franco son las 100 pesetas con estrella 69, a quienes dedicaremos esta entrada. Al hablar de ella habrá que empezar, como se hace siempre, alertando de la gran cantidad de falsificaciones que hay. De hecho, es una de las piezas más falsificadas en España, puesto que pasa de valer muy poco si tiene una estrella 67 ó 68 a valer un dinerito más que considerable si tiene una estrella 69. Para la entrada me baso principalmente en el ejemplar número 68 (febrero de 1996) de la revista Crónica Numismática (ya desaparecida) y en mi experiencia personal.

Las monedas de 100 pesetas de Franco tienen dos estrellas a ambos lados de la fecha. En todas ellas, la primera estrella tiene el número 19 y en la segunda puede aparecer 66, 67, 68, 69 ó 70. Ésta es la única distinción entre las diferentes emisiones de la moneda, y serán éstas las que darán el valor de la pieza. Lo primero que haremos será analizar la primera estrella, puesto que presenta la particularidad de que los “1” varían dependiendo del año en el que se emitió la moneda. A continuación pongo diferentes imágenes, hechas por mí (y ya sabéis que soy un desastre dibujando) a mano alzada. Espero que os sirvan de ayuda.

Ésta es la forma que presenta el uno correspondiente a las monedas de 100 pesetas de 1966 (19-66).

Ésta es la forma que presenta el uno correspondiente a las monedas de 100 pesetas de 1966 (19-67). No obstante, existen monedas con estrella 67 cuyo uno tiene la forma del año 66, debido a que se reutilizaron los cuños. Esta es una variante conocida como “uno en punta”. Las monedas del 67 con el uno en punta son más escasas, y per se más caras, que las que no tienen el uno en punta.

Ésta es la forma que presenta el uno correspondiente a las monedas de 100 pesetas de 1966 (19-68).

Ésta es la forma que presenta el uno correspondiente a las monedas de 100 pesetas de 1966 (19-70).

Y hasta aquí los unos de la moneda. Lo bueno hubiera sido que la moneda del 69 hubiera tenido un uno diferente a todas las demás, pero no, su uno es igual que el del 67, es decir, que parece casi más un 7 que un 1. No obstante, hay falsificadores cutres que no tienen esto en cuenta y utilizan una pieza del 66 ó del 68 para falsificarla y poner un 69, con lo cual es sencillo ver que la moneda es falsa.

En cuanto a los nueves, hay dos variantes archiconocidas: palo recto y palo curvo. Lo curioso es que el “palo curvo” no tiene un palo demasiado curvo, sino que más bien es “menos recto”. Tiene una forma semejante a la de la siguiente figura:

Mi experiencia me dice que la acuñación de la estrella es bastante floja generalmente, llegando a estar el 69 grabado con una fina línea. No por eso va a ser falsa. En la revista antes citada comentan una segunda variedad de “palo curvo”, que catalogan como rarísima, pero como yo no la he visto citar en ninguna parte más que ahí, no la considero.

La imagen de arriba muestra el aspecto de un 9 con palo recto. Muy importante fijarse en que tiene una bolita más ancha al final del palo, muchas veces es la clave para considerarla buena. De estas se hicieron 4500, de las cuales 1000 fueron para las pruebas Proof del año 69, y las otras para contentar a los coleccionistas. Ninguna de ellas circuló, y eso es importante.

En global, para considerar como buena una moneda del 69 yo sigo estos pasos:

– Fijarse en el 9
– Fijarse en el 1
– Fijarse en el resto de la moneda, si tiene algún desgaste casi seguro que es falsa porque las originales no circularon
– Fijarse si tiene brillo original en la estrella, lo que indicaría que no ha sido manipulada

No obstante, hay falsificadores que saben más que el hambre y te la pueden colar. Por eso, este tipo de piezas siempre hay que comprarlas a alguien de confianza o a una subasta pública. Mejor aún si tienen certificado de autenticidad (aunque serán más caras) porque así será más fácil venderlas sin que el comprador tenga dudas de su originalidad.

Finalmente, hay que decir que son piezas muy comunes en las subastas españolas. La imagen que he puesto arriba se corresponde con un “palo recto” de la subasta 223 de Aureo. En cuanto a los precios, en la subasta celebrada el 28 de enero de 2010 por Marti Hervera se vendió un palo recto en calidad sin circular por 280 euros y un palo curvo en EBC+ por 100 euros.

EDITO 18 de diciembre de 2010

En un comentario Miguel dice que él conoce dos variantes en el trazo del 9 de 100 pesetas con palo recto.  Me ha mandado una imagen con muy alta calidad en la que se pueden ver tres monedas (auténticas según él) con diferentes nueves. Podéis descargar la imagen aquí.